Compras

Indonesia es un paraíso para las compras, especialmente para todo lo que tenga que ver con artesanía. Aquí encontrará grandes trabajos en madera, batiks, sarongs de tejido manual, artículos de orfebrería en oro y plata, trabajos de cuero y zinc, pinturas, especialmente en Bali, porcelanas chinas, máscaras de Java y Bali, marionetas o títeres de representaciones con sombras, muebles, trabajos de ratán, cestería y bambú, así como adornos realizados en conchas o pechinas, antigüedades y joyas.

Jakarta es la ciudad de los grandes almacenes aunque en otras muchas islas del país podrá encontrar objetos originarios de cada región. En la capital también hallará muchos de los recuerdos típicos de las islas más distantes, tanto si son batiks de Java Central (Yogyakarta), tallas de madera de Sumatra o tejidos de Sumba, aunque los precios le resultarán bastante más altos. En esta bulliciosa ciudad se encontrará con una gran cantidad de pequeñas tiendas, entre las que cabe destacar Johan Art & Curio, que posee una completísima colección de porcelana china antigua, además de ser una de las pocas tiendas en las que devuelven el importe total si no queda satisfecho. Asmoro es un pequeño local especializado en batiks para el hogar, con diseños nuevos y originales.

Viva el animado ambiente de los mercadillos, especialmente en el de Pasar Baru, el más popular o en el de Jalan Surabaya, un mercado al aire libre en donde encontrará cualquier cosa, desde ropa hasta antigüedades. Tampoco deje de visitar el interesante mercado de las artes de Pasar Seni.

Pero en Jakarta, aunque hay cientos de tiendas y mercadillos, lo más práctico, si se tiene poco tiempo, es ir directamente a uno de los grandes almacenes. El mayor de estos establecimientos, el Sarinah Department Store, cuenta con artísticos tejidos y una surtida sección de batiks, entre otros muchos productos. El Block M. Shopping Centre, situado en el barrio periférico de Kebayoran Baru o el Glodok Shopping Centre, emplazado en el barrio chino del mismo nombre, son otros dos de los grandes centros con renombre. En el antiguo barrio chino, reconvertido en un moderno centro comercial, se pueden encontrar todavía pequeñas tiendas con mercancías chinas.

Sin embargo, uno de los mejores lugares para adquirir antigüedades, artesanías, pinturas o sedas es el Pasaraya, ubicado en una de las zonas más animadas de Jakarta. El Sogo también forma parte de esta relación.

También en Java -pero ya no en la capital-, particularmente en Yogyajakarta, podrá encontrar unas de las artesanías más célebres de Indonesia, los batiks, siendo una especialidad de esta ciudad desde tiempos inmemoriales. El batik consiste en la creación de diseños sobre el material, cubriendo una parte con cera y tiñéndolo después. La tintura no penetra en las zonas enceradas y en el momento de raspado o cuando se derrite la cera, queda una parte sin teñir. Este proceso se repite, creando diseños muy complejos de gran colorido. Las piezas de batik se pueden crear mediante un proceso manual llamado batik cap (se emplea un sello de cobre para aplicar la cera) o directamente, mediante dibujos manuales (batik tulis), usando una pluma llena de cera y conocida como canting. El batik se aplica a piezas de paño, cojines, vestidos, conjuntos de mesa y a pinturas. En Yogyakarta podrá adquirir batiks en numerosas tiendas, en el mercado o bien, en galerías.

La platería es propia de la zona de Kota Gede, los títeres wayang en Yogyakarta, aunque es más fácil hallarlos en el oeste de Java, junto a las kebayas, unas frágiles chaquetas de encaje, así como prendas de vestir de corte occidental.

Los artículos de cuero son bastante económicos en Yogyakarta, aunque la calidad no es siempre de las mejores. También podrá hacerse con unas buenas pantallas para lámparas y otros artículos de caña a precios razonables y a pesar de que son difíciles de transportar, el esfuerzo vale la pena. Las cintas musicales ‘piratas’ son de dudosa calidad, pero muy económicas.

Del resto de las islas, cabe destacar Bali, gracias a la gran variedad de compras que se pueden realizar y que se elaboran especialmente para los turistas. Sobresalen las tallas de madera. Los poblados de Ubud y Mas son los centros madereros por excelencia de la isla, donde se tallan y pintan patos, ranas, peces, búhos y un sinfín de criaturas reales y de la mitología. Las maravillosas réplicas de frutas tropicales son muy populares, así como las flores de madera tallada, los bellos marcos pintados, las adorables cajas y unos extraños querubines y ángeles balineses. Las máscaras son también excepcionales, casi tanto como las campanas de madera.

Las joyas balinesas se han vuelto tan populares que, en lugares como Kuta o Ubud, hallará muchas joyerías con precios fijos. Por otro lado, hay que señalar que la ropa se ha transformado en un importante producto de exportación balinés, debido a su buena calidad y a sus precios realmente ventajosos. Los sarongs, tejidos tradicionales, también son muy buenos, pero los batik los superan. Las estatuas en piedra son también típicas de Bali, con la particularidad de que se trata un arte no corrompido. No olvide cargar con algún trabajo de tallado realizado con la cáscara de coco, trabajos en hueso, así como instrumentos musicales y títeres wayang.

Los quitasoles los encontrará por todas partes, especialmente los pequeños quitasoles fabricados con papel de arroz. Tenga presente que en la playa de Kuta, donde el constante acoso de los vendedores es parte del programa, es incluso posible que le hagan masajes, le trencen el pelo o le fabriquen collares de cuentas.

Finalmente puede resultarle interesante, a modo de recuerdo, los barcos en miniatura hechos de clavero o bien, los típicos arreglos florales hechos de madreperla, propios de las Islas Molucas.





Contactar

*Campo obligatorio